03 de diciembre de 2018 | Control parental
  • Compartir:

Control parental: ¿Son suficientes los mecanismos de protección de los sistemas operativos?

Los expertos de AV-TEST han examinado los peligros a los que se exponen los niños usando ordenadores con Windows o MacOS y dispositivos móviles con Android, iOS o Fire OS de Amazon. Cada sistema ofrece una opción gratuita de control parental. El laboratorio ha evaluado hasta qué punto ayuda esta protección y dónde falla estrepitosamente.

Kinderschutz

der Betriebssysteme im Test

zoom

Si un extraño se dirige o más si toca en la calle a un niño que conocemos o al nuestro propio se nos disparan de inmediato las alarmas y no dudamos en actuar. En el mundo digital, el extraño no es visible y los padres escasas veces saben en todo momento lo que los niños hacen con un ordenador o un dispositivo móvil. Por eso, los sistemas operativos existentes les ofrecen ayuda mediante ajustes de seguridad especiales o mediante software adicional gratuito. Si uno se toma en serio las promesas publicitarias, basta con instalar y configurar y todo solucionado. Pero los expertos del laboratorio de AV-TEST no se conformaron con eso. Querían averiguarlo todo y por eso han reanalizado y reevaluado por completo la cuestión del control parental.

Estos son los peligros digitales que amenazan a los niños

Cada paquete de software incluye muchas configuraciones y herramientas que, en parte, se podrían comparar directamente entre sí. Pero, en realidad, ¿para qué sirven? ¿Dice realmente algo la comparación? Para dilucidar mejor este problema, el laboratorio, en primer lugar, analizó los peligros existentes, definió escenarios de protección y después asignó las diferentes funciones de protección de cada sistema a los puntos de riesgo. Este es el resultado en la práctica:

Control parental en sistemas operativos

7 puntos de riesgo definidos que requieren protección o supervisión

zoom ico
Rendimiento del filtrado del control parental de los sistemas

Las herramientas de los sistemas operativos solo filtran pornografía (iOS no se pudo examinar por motivos técnicos)

zoom ico
Sistemas operativos y su control parental

Algunas funciones adicionales que deberían proteger especialmente a los niños

zoom ico
Informes de las funciones de control parental

Las funciones de informe existentes en los sistemas operativos son rudimentarias

zoom ico

1

Control parental en sistemas operativos

2

Rendimiento del filtrado del control parental de los sistemas

3

Sistemas operativos y su control parental

4

Informes de las funciones de control parental

7 puntos de riesgo que requieren protección o supervisión

Cada uno de los puntos siguientes define un término genérico para un punto de riesgo.

  • Protección contra ciberacosos
  • Controles de acceso a contenido para adultos
  • Controles de la transferencia de datos privados
  • Controles del tiempo de uso de los dispositivos
  • Protección contra trampas financieras en línea
  • Protección frente a solicitudes de índole sexual en línea (grooming)
  • Protección de la esfera privada

Se comprobaron las diferentes herramientas y los paquetes adicionales de los sistemas operativos y fueron asignados a los diferentes puntos. Hasta que un punto no era totalmente abarcado por diferentes funciones del programa, el laboratorio no se daba satisfecho y lo valoraba positivamente.

Candidatos a la prueba: Microsoft, Mac, Android, iOS y Amazon

En la prueba se examinaron: Windows 10, MacOS High Sierra, Android 8.0, iOS 12 y Fire OS de Amazon, un sistema Android adaptado. Cada sistema tiene funciones internas; los sistemas de sobremesa, un software adicional. Los nombres concretos de los productos son: Microsoft Family Safety, Mac Parental Controls, Google Family Link, iOS Parental Controls y Kindle Fire Parental Controls.

Los sistemas de seguridad suelen funcionar de forma semejante: se define una persona o un niño basándose en su edad y, a continuación, se carga un perfil con una configuración preelaborada. A veces es posible ajustar algo en algunos puntos. Muchos padres que no tienen conocimientos especializados confían en que los perfiles lo abarcan todo.

Los examinadores, a primera vista, quedaron satisfechos con algunos puntos en el caso de MacOS, seguido a distancia por Windows e iOS. En Google con Android apenas se puede confiar y la protección de Amazon en Kindle es una sombra de sí misma. En muchos casos ni tan siquiera funciona o no se puede manejar. Los proveedores de los sistemas cumplen algunas exigencias y no quedan mal situados en la tabla, sin embargo, la mayoría solo ofrece el mínimo necesario. Las explicaciones sobre cada uno de los puntos de riesgo muestran lo simples y poco brillantes que suelen ser las funciones.

Protección contra ciberacosos

El importante tema del acoso o bullying incluso se trata con frecuencia en los colegios. En las conversaciones siempre surge el aspecto del ciberacoso, que genera la misma violencia psíquica que el bullying normal. Un control parental efectivo debería permitir un control temporal del dispositivo y su localización, así como la protección del perfil y las actividades mediante controles de redes sociales. Las funciones de informe son muy importantes al respecto ya que estos reflejan rápidamente, aunque no se hayan definido contenidos, en qué medios sociales la comunicación amenaza con desbordarse. Microsoft y MacOS e iOS de Apple satisfacen en cierta medida algunas exigencias. Google y Amazon, por el contrario, apenas. Y ninguno de los sistemas examinados ofrece controles de redes sociales.

Controles de acceso a contenido para adultos: la amarga realidad

Dado que Internet es considerado con frecuencia como una fuente incontrolada de contenidos, se prestó una especial atención a los filtros de páginas web y enlaces de las funciones de control parental. La tabla correspondiente muestra los resultados. En ella no se halla el sistema iOS, ya que este impide técnicamente la realización de la prueba. En el caso de todos los demás sistemas, llama la atención que estos solo reconocen la categoría "Pornografía" y dejan a un lado el resto. Esta limitada tarea la realizan bien todos, salvo Amazon, incluso en la prueba contraria con páginas aptas para niños. Por lo tanto, los pequeños están bastante bien protegidos contra la pornografía, pero siguen pudiendo acceder a juegos de azar, entrar en plataformas de citas y encuentros, comprar sin límite, navegar en plataformas ilegales y descargar datos, así como visitar chats y foros sobre todo tipo de temas sucios. Difícilmente podría alguien discrepar si afirmamos que los sistemas no trabajan bien en lo relativo al “filtrado de enlaces y páginas web”. Kindle de Amazon es tan seguro que sencillamente prohíbe todas las páginas, incluso las buenas. En pocas palabras, esto significa que la función activada impide la navegación casi al 100 por cien y, por lo tanto, no sirve para nada, puesto que es de esperar que la mayoría de los usuarios desactiven la función y luego los niños se muevan por la red totalmente desprotegidos.

El laboratorio de pruebas espera, además, de un sistema de control parental que en el navegador se active automáticamente la función interna de "Búsqueda segura". Por ejemplo, mediante Safe Search, Google no muestra páginas web encontradas si tienen, especialmente, un contenido pornográfico. Los sistemas de control parental de los sistemas operativos conocen la función, pero o no la activan o lo hacen de forma arbitraria. A Microsoft, por ejemplo, no le gusta Google y no activa allí la protección. En cambio, si se busca con Bing o Yahoo, se activa la búsqueda segura automáticamente. Apple hace justo lo contrario con sus funciones de protección y solo da preferencia a Google.

En realidad, los sistemas de seguridad deberían registrar con exactitud lo que se busca, se halla y se bloquea. Las funciones de informe de los sistemas operativos lo hacen en parte, pero la información es tan escasa que su evaluación apenas aporta una visión de conjunto.

Controles de la transferencia de datos privados: cuando los niños se convierten en fugas de datos

Los niños comparten mucha información, sobre todo a través de los medios sociales, y no se dan cuenta de que a menudo revelan datos personales. De este modo, viaja por Internet mucha información sobre toda la familia. Para evitarlo, una función de control debería reaccionar automáticamente en cuanto se introdujeran datos personales, como la dirección, el número de teléfono o el nombre del colegio. También debería ser posible bloquear páginas web predefinidas para impedir que atraigan a los niños, por ejemplo, a plataformas o chats. Si esto sucediera, la función de control debería intervenir durante la introducción de datos personales. Especialmente útil en este sentido es un control de redes sociales, puesto que en ellos puede fluir rápidamente información personal. Así mismo, todas estas actividades se deberían recoger en un informe bien estructurado.

Las funciones de seguridad de los sistemas cumplen las exigencias de forma bastante insatisfactoria a en absoluto. Ninguno de los sistemas de control parental está dotado de una función de control contra la circulación de datos privados ni un control de redes sociales. Por eso, todos los sistemas examinados suspenden en estos puntos. En cuanto al filtrado de páginas, solo se aplica a la pornografía, el resto está a libre disposición. Esto incluye chats y foros de todo tipo y condición.

Otra vulnerabilidad espectacular es la función de informe, que, si bien cuentan con ella, los informes son rudimentarios en algunos subpuntos, como las páginas web visitadas. En vano se busca un historial de búsqueda o una lista de los términos bloqueados.

El software especial para el control parental de otros fabricantes demuestra que las funciones de informe pueden contener mucha información a la vez que una buena visión de conjunto. AV-TEST publicará en breve los resultados de la prueba en la sección de Noticias.

Control del tiempo de uso de los dispositivos, ¿o pasan cosas en secreto?

En el caso de algunos niños, si se les da una bolsa entera de patatillas, se la comen de un golpe y luego se encuentran mal. Muchos niños no son conscientes de sus límites y consumen sin mesura. Lo mismo ocurre en el mundo digital. Antes de que se den cuenta, han pasado horas y, por ejemplo, no han estudiado o se ha hecho muy tarde. Los sistemas ofrecen, por lo general, un tiempo de uso del dispositivo ajustable. Con frecuencia, el perfil elegido para el niño controla los tiempos. Eso es lo que esperaban los examinadores en este caso. Además, exigen la posibilidad de controlar aplicaciones. Pero esta exigencia se cumple en pocas ocasiones. En la mayoría de los casos, el tiempo de uso solo se puede determinar mediante el perfil. Si un niño juega a menudo en determinadas páginas web, también debería ser posible, por supuesto, bloquear páginas concretas. Y, por último, una función de informe interna debería enumerar las acciones y las transgresiones.

Mientras que con las soluciones de los sistemas operativos, el tiempo de uso se puede controlar relativamente bien, no es posible ningún control de aplicaciones. El bloqueo de páginas web también es solo posible, de forma estándar, en el caso de páginas con pornografía. El resto de páginas se tienen que registrar laboriosamente a mano mediante listas blancas o negras (blacklisting and whitelisting). Esto significa que se tiene que elaborar una lista de direcciones web permitidas o no permitidas. Pero si hay un enlace acortado o algún otro truco técnico, las listas se esquivan sin dificultad.

Los examinadores quedaron bastante satisfechos con todos los sistemas y herramientas. Las funciones de informe, sin embargo, son aquí también rudimentarias y simples. Los resultados mencionados, que no dejan de ser aceptables, no son válidos, no obstante, para Amazon Kindle, que solo permite controlar ligeramente el tiempo de uso.

Protección contra trampas financieras en línea: el dinero fácil

Muchas páginas web intentan hacerse con dinero fácil vendiendo cosas a niños. No suele tratarse de grandes sumas, puesto que los niños no disponen de ellas y llamaría la atención. Se trata más bien de pequeños importes que se pagan directamente o mediante un sistema de prepago que consiste en adquirir un código en una gasolinera o un quiosco. De este modo se puede comprar todo de forma anónima, aunque sean cosas totalmente inapropiadas para el niño. Puede que los padres no puedan impedir la compra del código, pero sí su utilización. Para ello, un sistema de control parental nuevamente tiene que controlar las aplicaciones y regular el acceso a páginas web, por ejemplo, a páginas de juego en las que se puedan comprar herramientas digitales adicionales. También la publicidad que atrae a los niños a las páginas de compra debería ser bloqueada automáticamente mediante un bloqueador de anuncios.

El resultado de la prueba es revelador: solo MacOS y Google Android ofrecen un control de aplicaciones. En el resto de los sistemas solo existe una prohibición general de instalación de aplicaciones que se puede activar o desactivar. El bloqueo de páginas web funciona aquí nuevamente solo para pornografía o para páginas web determinadas definidas manualmente (listas negras). En el caso de Amazon, sin embargo, todo está bloqueado, ya que las páginas web, de todos modos, no se pueden abrir. Solo MacOS incluye un bloqueador de publicidad, ninguno de los demás sistemas cuenta con una herramienta adecuada.

Windows Family Safety

El control parental de Windows 10 se puede utilizar, pero incluye pocas funciones

zoom ico
Mac Parental Controls

El control parental está lejos de ser perfecto, pero es hasta cierto punto extensivo

zoom ico
Kindle Fire Parental Controls

El control parental limita el dispositivo hasta casi hacerlo inservible

zoom ico
Google Family Link

El control parental de los dispositivos móviles es muy pobre

zoom ico
iOS Parental Controls

El control parental de Apple para dispositivos móviles incluye algunas funciones básicas

zoom ico

1

Windows Family Safety

2

Mac Parental Controls

3

Kindle Fire Parental Controls

4

Google Family Link

5

iOS Parental Controls

Protección frente a solicitudes de índole sexual en línea (cibergrooming)

Un tema muy importante es el cibergrooming o, en otras palabras, solicitudes en línea de índole sexual. Se trata, en su mayoría, de adultos que se hacen pasar por niños para entrar en contacto con otros niños en plataformas para someterlos a un acoso sexual o "grooming". Esta práctica consiste en adular o actuar de modo que, en primer lugar, surge una estrecha y, después, una íntima amistad digital. El adulto camuflado intenta a menudo averiguar cada vez más sobre el niño o la niña conversando o haciéndole regalos. Una vez que le ha contado sus problemas, el supuesto amigo aparenta ayudarle o le hace chantaje con los secretos revelados. En la mayoría de los casos, exigen fotos de los menores desnudos o incluso un encuentro en persona con el consecuente abuso.

Este tema es extremadamente delicado, especialmente en el caso de dispositivos móviles, que suelen estar disponibles a todas horas. Algunos estudios demuestran la presencia permanente en línea de niños a través de dispositivos móviles, incluso en secreto desde la cama.

Los expertos exigen, en este sentido, del software de control parental en especial un control de redes sociales, que, sin embargo, ningún sistema ofrece. Además, debería haber una función de control que reaccionase automáticamente si el niño introduce información personal predefinida. También sería de desear una función de análisis que detectara automáticamente el contenido de una foto y la clasificara. Toda la información registrada debería estar disponible a continuación en un informe.

En este complicado aspecto fracasan todas las funciones de control parental de los sistemas operativos. Un análisis de imágenes ya es técnicamente posible, pero ningún sistema lo ofrece. Sin embargo, tampoco ningún software de control parental examinado en el laboratorio contaba con esta función.

Algunos productos disponibles en el mercado ya ofrecen todas las demás funciones. En breve se publicará una prueba correspondiente realizada por AV-TEST.

Protección de la esfera privada: ninguna ayuda contra ladrones de datos

El robo de datos privados suele tener un mismo trasfondo: los atacantes intentan acceder de este modo a datos de acceso y contraseñas. Otro objetivo habitual es el robo de identidades para ataques o fraudes en línea. Para ello, los atacantes suelen utilizar correos electrónicos infectados, se apropian de servidores publicitarios y suministran banners con código malicioso o solicitan en páginas web falsas la introducción de datos personales, datos de acceso o contraseñas.

Este ámbito de protección, por supuesto, no es solo relevante para los niños, sino, en realidad, para todos los usuarios del dispositivo. Pero si, por ejemplo, un dispositivo móvil es utilizado solo por un niño, se debería reforzar la seguridad a toda costa. Algunos adultos son capaces, por ejemplo, de reconocer un correo falso con un enlace malicioso. Los niños suelen ser más despreocupados y hacer clic o introducir datos sin pensárselo.

Por eso, los expertos exigen que un software de control parental incluya la clásica defensa contra códigos maliciosos, un bloqueador de publicidad y una función que proteja los datos personales. También consideran razonable una función para localizar el dispositivo.

Los sistemas de Windows, MacOS e iOS cuentan con herramientas internas que se supone que protegen contra ataques maliciosos. Windows lo hace con su herramienta de seguridad Defender, pero ni cuenta con un bloqueador de anuncios ni protege datos personales. MacOS e iOS lo hacen algo mejor. Llevan consigo herramientas de privacidad y MacOS incluso un bloqueador de publicidad. En el caso de Google y Amazon, uno busca en vano estas funciones. Contar con un localizador solo tiene sentido, por supuesto, para los dispositivos móviles. iOS y Google lo ofrecen, Amazon y Fire OS no cuentan con uno.

Conclusión: Las funciones de seguridad de los sistemas operativos solo protegen a medias

La prueba de las funciones de control parental integradas en los sistemas o en herramientas adicionales muestra lo incompleta e imperfecta que es esta protección. Los proveedores de sistemas operativos protegen, por lo general, en algunos ámbitos y en otros no lo hacen en absoluto. Los examinadores otorgan a algunos en los 7 puntos de riesgo planteados un "más" si está presente. Sin embargo, que cuenten con ello no siempre basta. El mejor ejemplo de ello es la función de informe o reporte. Los sistemas la ofrecen, pero el contenido y la información son exiguos. Mediante el filtrado de páginas web se puede evitar pornografía, pero, por ejemplo, la violencia, las armas y los juegos de azar siguen siendo accesibles sin obstáculos. En el ámbito más importante para el control parental, la protección contra las solicitudes en línea de índole sexual (cibergrooming), los sistemas fracasan estrepitosamente. Y la cosa no mejora en lo relativo a la protección de datos personales.

Esto no basta para proteger bien a los niños.

Social Media

¡Nos gustaría mantenernos en contacto con usted! Reciba de manera sencilla y periódica las noticias actuales y las publicaciones sobre pruebas.