28 de avril de 2015 | Antivirus para Windows
  • Compartir:

Prueba de larga duración: ¿Frena el software antivirus el ordenador?

Algunos críticos afirman que los paquetes de seguridad para Windows frenan el ordenador en gran medida. AV-TEST ha llevado a cabo una compleja prueba de rendimiento de larga duración para comprobar qué precio se paga en cuanto al rendimiento por una mayor protección; y las respuestas son claras.

Productos antivirus

sometidos a una prueba de “rendimiento” de larga duración.

zoom

Para el lector de una prueba de larga duración, la valoración otorgada por la velocidad o el rendimiento de un producto queda resumida en una sola cifra. Para el ejecutor de la prueba en el laboratorio, el camino hasta esa cifra es muy distinto. Para obtenerla, ha tenido que hacer un seguimiento de una solución a lo largo de 7 rondas de pruebas durante un periodo de 14 meses. A partir de las 19.000 valores individuales por producto se sumaron 35 resultados de las secciones de prueba. Todo este esfuerzo es necesario para obtener la valoración de un único producto. En la prueba de larga duración realizada de enero de 2014 a finales de febrero de 2015 se comprobó en el laboratorio de AV-TEST la velocidad de nada menos que 23 productos. Para ello se utilizaron de forma alternativa los sistemas operativos Windows XP, 7 y 8.1.

Prueba de rendimiento de larga duración

Algunas soluciones de seguridad llevan de cabeza a los PCs con Windows en el día a día.

zoom ico
Categoría “Copiar en Windows”

Mientras que el producto de Kaspersky apenas frena el PC, la cosa es muy distinta con el de Threat Track y Quick Heal.

zoom ico
Prueba de rendimiento de larga duración

Los productos de Kaspersky, Bitdefender y Qihoo 360 son los que menos sobrecargan los PCs con Windows.

zoom ico
5 categorías de la prueba de rendimiento

La mayoría de los productos frenaron el ordenador en la categoría “copiar archivos” de la prueba de larga duración.

zoom ico

1

Prueba de rendimiento de larga duración

2

Categoría “Copiar en Windows”

3

Prueba de rendimiento de larga duración

4

5 categorías de la prueba de rendimiento

23 productos sometidos a una prueba de rendimiento

En la prueba participaron los productos de Ahnlab, Avast, AVG (gratuito y de pago), Avira, Bitdefender, BullGuard, Comodo, ESET, F-Secure, G Data, Kaspersky, McAfee, Microworld, Norman, Norton, Panda, Qihoo 360, Quick Heal, Tencent, Threat Track y Trend Micro. Adicionalmente se hizo pasar por todas las pruebas a la solución gratuita Microsoft Security Essentials o Defender (en el caso de Windows 8/8.1) para obtener otro valor comparativo. Para la comparación posterior de los valores de rendimiento medidos se utilizó , además, un sistema de referencia sin ningún tipo de software de protección. Más adelante encontrará una explicación más detallada acerca del sistema de referencia en el párrafo "Estructura de la prueba".

En la prueba se midió en diferentes escenarios lo que tardaban cada uno de los productos en:

- descargar archivos de Internet;
- cargar páginas web;
- instalar programas;
- abrir programas, inclusive archivo;
- copiar archivos.

En cada una de las secciones de la prueba se otorgaron entre 1 y 5 puntos al final de cada prueba, si bien 1 punto equivale a muy bueno y 5 puntos a malo. Si un software antivirus frena un sistema entre un 0 y un 20 por ciento, entonces recibe un solo punto de penalización. Del 21 al 40 por ciento son dos puntos; del 41 al 60 por ciento de pérdida de rendimiento, tres puntos y así hasta los 5 puntos.

De este modo, para el conjunto de las 5 secciones de pruebas, el mejor resultado posible son 5 puntos y el peor 25 puntos. Se sumaron todos los resultados parciales de las pruebas y al final la cifra se dividió entre 7, equivalente al número de rondas de pruebas.

El resultado de la prueba

El producto que menos influye en el sistema y, por lo tanto, que obtuvo el mejor resultado en velocidad/rendimiento es el de Kaspersky con solo 5,1 puntos. Como acabamos de mencionar, la mejor puntuación, en este caso la mínima, que se puede obtener es de 5,0 puntos. A poca distancia le siguen los paquetes de seguridad de Bitdefender y Qihoo 360 con 5,3 y 5,7 puntos respectivamente.

Los siguientes 6 productos de McAfee, Bullguard, Trend Micro, Norton, Avira y F-Secure consiguieron también buenos resultados en la prueba de larga duración con puntuaciones de 6,1 a 7,9. Los 14 productos restantes acumularon más puntos. Si se protege un producto con la solución incluida en Windows, Security Essentials o Microsoft Defender, la carga para el sistema asciende a 8,7 puntos.

Las soluciones de Norman, Quick Heal y Threat Track frenan el ordenador de manera más notable según muestran sus puntuaciones de 12, 12,4 y 13,9. Ningún producto obtuvo la peor puntuación de 25.

Para entender mejor estas cifras, le ofrecemos un ejemplo en base a dos resultados: Cualquier usuario pierde al final la paciencia cuando copia datos en Windows. En la prueba, el sistema de referencia sin ningún tipo de protección necesitó poco más de 141 segundos en copiar el escenario de prueba de AV-TEST con un volumen de datos de 3,3 GBytes. Un sistema Windows con el software de seguridad de Kaspersky, que además analiza los datos, requiere para copiarlos 165 segundos. Si se utiliza el último de la lista, o sea el de Threat Track, el mismo proceso dura una media de más de 300 segundos.

Cada una de las secciones de la prueba

AV-TEST denomina a estas 5 secciones la "prueba en condiciones reales" (real-world testing), puesto que todas las operaciones ensayadas son ejecutadas a diario por los usuarios múltiples veces.

1. Descargar archivos de Internet

Para que todos los productos cuenten con una línea exactamente igual para la descarga se utiliza un servidor de la propia red de pruebas como servidor de descarga. Todos los programas ofrecidos permanecen disponibles en la misma versión y sin modificaciones durante todo el periodo de prueba. De este modo se garantiza un escenario de descarga idéntico durante toda la prueba de larga duración. La mayoría de los paquetes de seguridad escanean los datos o el flujo de datos durante la descarga, lo cual hace que frenen el proceso. Sin embargo, casi todos los productos ejecutan tan bien esta tarea que los valores se hallan por debajo del 20 por ciento, de modo que 21 de 23 paquetes solo fueron sancionados de media con un punto. Únicamente la media de los productos de Avira y G Data se halla ligeramente por encima, por lo que fueron sancionados con algunos puntos más.

2. Cargar páginas web

Para esta prueba se accede a unas decenas de páginas Premium, como, por ejemplo, Amazon, Yahoo, Apple o Google. Para ello se utiliza el Internet Explorer del sistema operativo Windows XP, Windows 7 o Windows 8.1. Las páginas seleccionadas están siempre muy disponibles en la Web y, por lo tanto, son perfectas para la comparación.

La prueba parece simple, pero es inmensamente reveladora, puesto que solo tres productos consiguen una ligera sobrecarga por debajo del 20 por ciento, recibiendo por ello un solo punto: Bitdefender, Kaspersky y McAfee. Otros 20 productos superan la barrera del 20 por ciento de sobrecarga y requieren para la ejecución hasta un 40 por ciento. Por eso reciben hasta 2 puntos de penalización. El producto que llama la atención es Threat Track, que frena sobremanera la carga de las páginas, por lo cual obtiene una media de 4,6 puntos de penalización.

3. Instalar programas

En la prueba se instalan aplicaciones mediante líneas de comando (sin clics) mientras se cronometra el tiempo. En esta sección de la prueba se utilizan programas populares, como Flash Player o Adobe Reader. Las aplicaciones y sus versiones son, por supuesto, idénticas durante toda la prueba de larga duración.

Esta prueba refleja igualmente un proceso cotidiano para el usuario. El resultado muestra que muchos programas de seguridad ralentizan un poco el proceso de instalación. Bitdefender, Bullguard, G Data y Trend Micro no se exceden, por lo que solo reciben un punto de penalización. Otras 9 soluciones reciben una media de entre 1 y 2 puntos, 9 productos entre 2 y 3 puntos y Microsoft Security Essentials o en su caso Microsoft Defender incluso 3 puntos de penalización.

4. Abrir programas, inclusive archivo

En esta prueba se abren una y otra vez directamente con LibreOffice un archivo DOC, un archivo PDF y un archivo de una presentación, todos ellos de gran volumen. Los paquetes de seguridad vigilan el acceso y también la apertura. Esto hace que algunas soluciones ralenticen el proceso. En esta sección de la prueba de larga duración, los productos de Bitdefender, ESET y Kaspersky casi no se hicieron notar y, por ello, solo recibieron un punto. La media de otros 16 productos estuvo por encima de un punto, la de 4 soluciones fue incluso de 2 o más puntos.

5. Copiar archivos

Precisamente cuando se copian datos en Windows es cuando la mayoría de las soluciones de seguridad generan frustración entre los usuarios. Por ello, el equipo del laboratorio comprobó hasta qué punto los productos ralentizan el copiado de archivos. Para la prueba se recurrió a un paquete de 3,3 Gbytes con todo tipo de archivos diferentes, como películas, fotografías, gráficos, documentos, PDFs y programas. Hasta esta fase de prueba, la mayoría de los productos estaban bastante empatados. Sin embargo, los resultados de este punto de la prueba hicieron que muchos paquetes de seguridad se quedaran rezagados.

La prueba demuestra que únicamente la solución de Qihoo 360 y la de Kaspersky ralentizan el proceso de copiado solo muy ligeramente. 8 productos tuvieron que encajar entre 1 y 2 puntos por la sobrecarga. 5 paquetes de seguridad recibieron en esta prueba entre 2 y 3 puntos, 3 paquetes entre 3 y 4 puntos y 5 paquetes incluso una media de más de 4 puntos.

Los productos que más destacaron negativamente en la prueba de larga duración fueron los de Ahnlab, ESET, Norman, Quickheal y Threat Track. Estos frenan notablemente el proceso cotidiano de copiado. Este hecho se refleja también en el resultado final.

La estructura de la prueba

Para la prueba se utilizaron en el laboratorio varios ordenadores con hardware totalmente idéntico: Intel Xeon X3360 @ 2,83GHz, 4 GByte RAM y un disco duro de 500 GByte. Dado que, a pesar de ello, estos ordenadores podrían venir con rendimientos distintos, estos se seleccionaron de un pool de 60 ordenadores de prueba. Todos los ordenadores se probaron varias veces con sistemas Windows XP, Windows 7 y Windows 8.1 sin protección. Los ordenadores igualmente rápidos se definieron como equipos de prueba, es decir, sus valores de velocidad sirvieron de referencia para la prueba. Antes y después de cada prueba se comprobó si todos los ordenadores utilizados también daban los mismos valores de referencia.

Cada producto realiza todas las pruebas en cada ciclo. Después, el ordenador se pone en un estado de partida definido con ayuda de una imagen de disco y con el producto instalado. Entonces se vuelve a ejecutar la prueba, se reinicia y se repiten todas las pruebas que hay que volver a ejecutar. Se vuelve a reiniciar y probar algunas veces, entonces se restablece el sistema con ayuda de la imagen de disco y el procedimiento comienza de nuevo. Al final, en cada uno de los pequeños pasos se obtienen al menos 20 y como máximo 40 valores individuales. Dado que una prueba consta de unos 90 pasos por producto, en cada prueba se registran entre 1.800 y 3.600 valores individuales. En una prueba de larga duración que consta de 7 rondas se analizan, por tanto, entre 12.600 y 25.200 valores; de media 19.000 por producto. En esta prueba con 23 productos se registraron en torno a los 430.000 valores.

Se tienen en cuenta 430.00 valores distintos

El análisis de los 20 a 40 valores obtenidos en cada paso de la prueba se realiza siguiendo un esquema especial. Los valores individuales se computan en grupos según la media y la desviación típica. El grupo con la desviación típica más baja tiene, por tanto, la cuota de fallos más baja posible. Esta se utilizará para el siguiente cálculo. El procedimiento de análisis empleado es habitual en la estadística y excluye la posibilidad de un falseamiento de los resultados debido a valores extremos.

A continuación, el valor final del cálculo se compara con el valor de rendimiento del sistema de referencia sin protección.

¿Frena el software antivirus el ordenador?

Los resultados muestran que un buen software de seguridad no frena mucho un ordenador con Windows. La ejecución de cualquier software requiere algunos recursos del sistema y esto ralentiza el ordenador. Los productos de Kaspersky, Bitdefender y Qihoo 360 fueron los que menos sobrecargaron el sistema en la prueba de larga duración, si bien ofrecen una buena protección, como demostraron las últimas pruebas relacionadas con la función de protección („El mejor software antivirus para usuarios finales de Windows").

La "sensación" de ralentización del ordenador de la que hablan con frecuencia los usuarios, no obstante, es un hecho demostrado en el caso de los productos de Norman, Quickheal y Threat Track. Estos paquetes de seguridad hacen que el proceso de copiado dure entre 2,5 y 3 veces más que con el software, por ejemplo, de Kaspersky.

El equipo de AV-TEST recibe a veces consultas de usuarios que han obtenido resultados completamente distintos cuando ellos han realizado sus propias pruebas. Este puede ser el caso, sin duda, con configuraciones especiales y determinado hardware o software. Quien no esté seguro de que el software más rápido aquí sea el mejor para él/ella, debería comprobarlo por sí mismo/a: hacer primero una copia de seguridad del sistema, después instalar el software de prueba y probarlo todo. Si hay algo que no quede como toca, sencillamente se instala la copia de seguridad.

Método de prueba y crítica

Maik Morgenstern, CTO AV-TEST GmbH
Maik Morgenstern, CTO AV-TEST GmbH

Las objeciones típicas de los críticos respecto al modo de obtención del resultado son las influencias derivadas del hardware utilizado, el software como Windows y los accesos a Internet.

La crítica relacionada con el hardware queda debilitada mediante el procedimiento de selección de ordenadores de prueba descrito anteriormente en el apartado "Estructura de la prueba". Los valores de referencia se vuelven a comprobar en cada ordenador tras cada prueba.

En cuanto a Windows, las tareas de fondo pueden influir en el comportamiento. Por eso, los ejecutores de la prueba desactivan todas las tareas posibles. Si aun así se obtuviera un valor extremo en un paso de la prueba, este es compensado estadísticamente mediante la repetición del paso de 20 a 40 veces.

La tercera crítica hace referencia al acceso a Internet durante la prueba, cuando se trata de entrar en páginas web. Por un lado, la velocidad puede depender del servidor solicitado y el enrutamiento; por otro, las páginas web cambian debido a los banners publicitarios o las imágenes. La prueba se realiza con ayuda de una línea de 500 Mbit y se extiende a lo largo varios días y diferentes horas. De este modo se minimizan los efectos negativos. Los resultados demuestran también que una ralentización debido a un software de seguridad no es algo que se dé de manera esporádica, sino constante para todas las páginas de Internet probadas.

Social Media

¡Nos gustaría mantenernos en contacto con usted! Reciba de manera sencilla y periódica las noticias actuales y las publicaciones sobre pruebas.