Módulos de prueba para MacOS

Usabilidad

El foco de atención de la prueba de programas de seguridad recae sin duda en el establecimiento de la capacidad de protección. Pero la usabilidad de los programas de seguridad también desempeña un papel nada desdeñable, ya que las falsas alarmas pueden obstaculizar el proceso de trabajo al igual que los ataques de malware.

Nivel 1: Detección errónea de software seguro como malware durante el análisis de sistema

Esta parte de la prueba relativa a las falsas alarmas registra la cantidad de detecciones erróneas de archivos no peligrosos por parte de los programas de seguridad. Los productos tienen que conseguir la menor cuota posible de falsos positivos en cientos de casos de prueba.

Los archivos para el examen proceden de un archivo de conocido software benigno que se viene acumulando desde hace más de 15 años. Los archivos de zonas grises (como software de administración remota, programas de recuperación de contraseñas o keylogger comerciales) se extraen del set de prueba para registrar solamente falsas alarmas claras.

Por lo general se realiza un on-demand scan del set de prueba. Para todos los programas sin función de escaneo bajo demanda se ejecutan los archivos sucesivamente en el sistema de prueba.

Nivel 2: Prueba relativa a falsas alarmas con software estándar: alertas erróneas previas y bloqueos de determinadas acciones durante la instalación y el uso de software seguro

En este módulo, los examinadores registran el número de falsas alarmas desencadenadas por los productos durante el uso de las versiones más actuales de software muy habitual. Para ello se utiliza una selección de los "100 principales para MacOS", es decir, los programas más utilizados en ordenadores Apple, entre los que están Apache Open Office, Firefox, GIMP, Google Chrome, iTunes, Java, Libre Office, Opera, Picasa, Safari y Virtualbox.

Además de la descarga sin fallos se comprueba la correcta instalación y el uso sin problemas. De este modo, los examinadores registran, entre otras cosas, mensajes de advertencia erróneos y consultas por parte de los productos de seguridad que exigen una interacción del usuario que interrumpe el proceso de trabajo. Como resultado de estas pruebas se obtiene un protocolo exacto del número y tipo de mensajes de advertencia y bloqueos de programas generados de forma errónea.

Suscripción al boletín de AV-TEST

Bien informado
con seguridad

Más ›