Skip navigation

Seguridad con certificado

Signo de confianza

Al otorgar los sellos de calidad AV-TEST CERTIFIED y AV-TEST APPROVED CORPORATE ENDPOINT PROTECTION, el Instituto AV-TEST asegura que los productos han sido analizados y califica de seguros los productos que cumplan el nivel de seguridad en el momento de las pruebas.

Demuestran que los productos probados han aprobado todos los resultados necesarios definidos por AV-TEST en las categorías de protección (PROTECTION), carga del sistema (PERFORMANCE) e influencia en la utilidad (USABILITY). El número de certificado reflejado hace referencia al informe de pruebas detallado. Los proveedores pueden utilizar el sello como herramienta de comunicación y colocarlo directamente en la caja del producto del software de seguridad.

Los sellos de calidad AV-TEST

El sello de calidad AV-TEST CERTIFIED se concede a productos destinados a los usuarios de acuerdo con los altos estándares de certificación del Instituto AV-TEST.

El sello de calidad AV-TEST APPROVED CORPORATE ENDPOINT PROTECTION se concede a productos destinados a las empresas para el rendimiento de protección de endpoints. Debido a la complejidad y gran variedad de usos en las redes de empresas, AV-TEST analiza las soluciones de protección sobre la base de la configuración recomendada por los proveedores de software.

Intervalos entre certificaciones y selección de productos

Los procesos de certificación se repiten cada dos meses. En cada uno de ellos, varía tanto la selección de los productos y el número de ellos como el sistema operativo utilizado. Se analizan productos actuales y comunes. La elección no sigue ningún criterio definido y se basa en la discreción del Instituto AV-TEST.

La estructura del informe de pruebas

El informe hace referencia al periodo de prueba, al número del informe, al nombre del producto y la versión, al sistema operativo utilizado, una imagen del certificado y una instantánea de la instalación. La parte principal se centra en las tres categorías de prueba: Protección, Reparación y Utilidad. La puntuación obtenida se muestra en forma de barras.

En la categoría PROTECCIÓN se examina la capacidad de protección del producto contra ataques de día cero, el bloqueo de software maliciosos antes y después de ejecutar el producto, los hallazgos de software maliciosos durante la prueba y la búsqueda de software maliciosos comunes.

La categoría UTILIDAD analiza la influencia de los software de seguridad en la utilidad de todo el sistema. Se tienen en cuenta la ralentización media del ordenador en el uso diario, los falsos positivos durante el análisis del sistema, así como las advertencias falsas o el bloqueo de determinadas acciones durante la instalación o el uso de archivos seguros.

En la categoría REPARACIÓN se controla la capacidad de reparación del producto en un sistema infectado. Esto se especifica según la eliminación de todos los componentes activos de los software maliciosos más comunes, la eliminación de otros componentes defectuosos que han causado modificaciones en el sistema debido a la influencia de los software maliciosos y en términos de la capacidad del producto al detectar y eliminar los software maliciosos especialmente escondidos (rootkits).

Cada subtema de las categorías principales se evalúa mensualmente durante las pruebas. El rendimiento alcanzado es considerado como un porcentaje del promedio general del valor empresarial. El resultado de cada una de las categorías se representa en un gráfico de barras.

Para que un producto destinado a los usuarios privados sea digno del sello "AV-TEST CERTIFIED" debe obtener como mínimo 11 de los 18 puntos posibles. Solo entonces el rendimiento concuerda con la media del valor empresarial o incluso está por encima de la media y se puede confirmar la función protectora de los software de seguridad.

Las soluciones destinadas a las empresas deben alcanzar 10 de los 18 puntos, es decir, en dos ámbitos deben lograr como mínimo 3,5 puntos. Y si tienen éxito, se les concederá el sello "AV-TEST APROVED".