Skip navigation

Prueba: Aplicaciones de control parental para Android

Con los smartphones, los niños también tienen Internet en su bolsillo y pasan casi 24 horas en línea. Para proteger a los pequeños, ¿basta con un software de seguridad para Android con funciones de control parental o es mejor usar una aplicación especial para control parental? El equipo de AV-TEST lo ha comprobado y obtenido una respuesta fiable.

Aplicaciones de control parental para Android sometidas a una prueba de certificación.

Filtrado de enlaces y páginas web: Las aplicaciones de seguridad normales son más o menos igual de buenas filtrando que las aplicaciones de control parental, pero no contienen más funciones.

Funciones de control y adicionales: Los padres incluso pueden controlar y localizar las aplicaciones de control parental de forma remota.

Informes exhaustivos: Básicamente, las aplicaciones protocolan casi todo lo que el niño hace con el dispositivo y elaboran informes exhaustivos.

ESET Parental Control: El usuario puede autorizar o bloquear cada una de las aplicaciones y estas se lo indicarán correspondientemente al niño.

Kaspersky Safe Kids: Un rasgo especial es la posibilidad de establecer un área autorizada en la que el niño se puede o debe mover.

Symantec Norton Family: La función de informe tiene una estructura clara e informa muy exhaustivamente a los padres.

En qué momento los niños deberían tener un móvil con acceso a Internet no depende de su edad y de sus habilidades. Muchos niños menores de 10 años saben manejar estupendamente un móvil. Más bien son los padres quienes deciden cuándo un niño debe disponer de un smartphone. Pero mediante llamadas, SMS, chats, e-mails o páginas web, los niños pueden entrar en contacto con cualquiera sin que los padres se enteren. Muchas aplicaciones de seguridad no solo protegen contra virus y similares, sino que también incorporan funciones de control parental. Pero, ¿son realmente suficientes para proteger competente y fiable a un niño frente a posibles daños? El equipo de AV-TEST ha comparado 3 aplicaciones de seguridad y 3 aplicaciones especializadas en control parental. Por supuesto, esto solo es posible parcialmente, puesto que las aplicaciones especializadas tienen muchas más funciones. Se compararon los siguientes productos:

- Las aplicaciones de control parental ESET Parental Control, Kaspersky Safe Kids y Norton Family

- Las aplicaciones de seguridad con funciones de control parental: F-Secure Mobile Security, Quick Heal Total Security y Trend Micro Mobile Security

Filtro por categorías

Las funciones de control parental de las aplicaciones de seguridad se suelen limitar al filtrado de enlaces y páginas web. Y este es, por tanto, el aspecto que puede servir para comparar las aplicaciones. Utilizan simplemente palabras clave clasificadas por categorías. Cada programa tiene un número distinto de categorías. En la prueba se filtraron más de 6.900 páginas web en las siguientes categorías, aun cuando la aplicación no dispusiera de alguna de ellas específicamente:

- Sexo, desnudos, pornografía
- Chats y foros (todos)
- Citas y encuentros
- Intercambio ilegal de datos y uso compartido de archivos
- Juegos de azar
- Juegos de entretenimiento (todo)
- Compras y subastas
- Armas y munición

Las aplicaciones deberían filtrar las páginas de Internet inapropiadas al menos en un 80 o mejor un 90 por ciento de los casos. En la prueba contraria, las aplicaciones fueron puestas a prueba con 3.000 páginas web definitivamente aptas para niños. También estas páginas debían ser identificadas correctamente con una tasa de al menos el 90 o mejor el 95 por ciento.

Para comparar las aplicaciones se seleccionó, entre los que ofrecía cada aplicación, el perfil para niños de 7 años. En el caso de las aplicaciones de control parental, contaban con 3 o 4 perfiles a elegir.

Las aplicaciones pueden estar contentas con los resultados obtenidos. Todas alcanzan las tasas exigidas para el filtrado. Las tasas de bloqueo son muy elevadas especialmente en las categorías de sexo, armas y juegos de azar. Los fabricantes difícilmente podrían bloquear con mayor precisión, pues esto tendría como contraprestación una alta tasa de bloqueo de páginas apropiadas. Los fabricantes deben y quieren evitar este sobrebloqueo (overblocking).

Funciones especiales para padres e hijos

El aspecto de control parental se suele limitar en las aplicaciones de seguridad normales a la detección de enlaces y páginas web. En el caso de las aplicaciones específicas para control parental este es solo el principio.

Los usuarios de aplicaciones de control parental pueden dar un giro de tuerca más al tema del filtrado, estableciendo categorías adicionales o excluyendo páginas. La aplicación de ESET, si bien no tiene ninguna protección para motores de búsqueda, como la de Kaspersky Lab o Symantec, estos se pueden bloquear con ayuda de categorías.

También se puede controlar parcialmente el uso de Internet, de aplicaciones o del conjunto del dispositivo móvil. Kaspersky Lab es quien ofrece más posibilidades, si bien no regula el acceso a Internet. Todas las aplicaciones pueden bloquear también programas. En cuanto a la supervisión de las actividades dentro de la aplicación de Facebook, ESET se queda fuera de juego. Las otras aplicaciones elaboran informes al respecto. Muchos padres quieren poder acceder al dispositivo de forma remota, por ejemplo desde casa o la oficina, y poder controlarlo como un administrador. Esto es algo que permiten todas las aplicaciones, así como la rápida localización del dispositivo en un mapa en Internet.

Sin embargo, ninguna de las aplicaciones se entromete en las llamadas. Por tanto, no es posible bloquear llamadas ni entrantes ni salientes.

Los informes delatan

Aun cuando los padres no intervengan, las aplicaciones registran mucho de lo que se hace con el dispositivo. Todas las aplicaciones anotan las páginas web visitadas y protocolan incluso las páginas no permitidas a las que se accede. Los programas de Kaspersky Lab y Symantec guardan incluso el historial de búsqueda.

Si bien todas las aplicaciones de seguridad pueden bloquear el uso de otras aplicaciones, Kaspersky va un paso más allá y, si se intenta iniciar la aplicación bloqueada, lo anota y lo menciona en el informe. Si se utilizan aplicaciones gratuitas en el dispositivo, ESET y Kaspersky lo anotan en el informe de forma minuciosa, inclusive día de uso y duración.

Para que no sea necesario examinar los informes existentes en busca de infracciones, todas las aplicaciones proporcionan a los padres una apreciada vista general de las infracciones.

¿Una aplicación de seguridad o una especial?

Los padres pueden responder por sí mismos rápidamente a la pregunta de cuál es la aplicación adecuada. ¿Les basta con que filtre páginas web o quieren vigilar exhaustivamente el dispositivo móvil con Android? El filtrado de páginas web funciona muy bien con todas las aplicaciones. Pero solo con las aplicaciones especiales de control parental es posible conseguir lo que muchos padres consideran control parental. Los fabricantes ofrecen un rápido acceso al dispositivo mediante cuentas de usuario en línea. De este modo se obtiene una visión general del móvil o tableta e incluso se puede intervenir en vivo. Dependiendo del producto se puede controlar la duración del uso de una aplicación, de Internet o de todo el dispositivo.

Las aplicaciones de control parental son recomendables es todo caso, ya que los niños están localizables, en algunos casos, las 24 horas del día a través de estos dispositivos; localizables ... para cualquiera. Para que los padres sepan que las aplicaciones ofrecidas cumplen ciertos estándares de seguridad, AV-TEST ha certificado las aplicaciones de control parental de ESET, Kaspersky Lab y Symantec. Sin duda, otras aplicaciones equiparables serán certificadas pronto.

Software de control parental: certificado para ESET, Kaspersky Lab y Symantec

AV-TEST solo certifica a fabricantes cuya
aplicación reúne todos los requisitos.

Para que los usuarios, es decir, los padres, se orienten mejor en la jungla de aplicaciones de control parental, el instituto AV-TEST certifica las aplicaciones que cumplen los requisitos y superan la prueba.

Las aplicaciones examinadas tienen que alcanzar el mínimo exigido de un 80 por ciento en el filtrado de páginas web. Por el contrario, la tasa de bloqueo de páginas apropiadas no puede superar el 10 por ciento. No obstante, para la certificación deben reunir otros puntos. Tienen que contar, por ejemplo, con diversos perfiles para niños de diferentes edades y el programa debe ayudar a los padres en la configuración. Otra función que deben incluir es la regulación del tiempo de uso del dispositivo o de acceso a Internet. Además, la aplicación de control parental activada no se debe poder finalizar ni desinstalar con facilidad. Otro requisito es la elaboración de informes con una vista general.

Los productos ESET Parental Control, Kaspersky Safe Kids y Symantec Norton Family superaron todos los puntos de la prueba y por eso obtuvieron el certificado de AV-TEST "APPROVED Parental Control Android 07/2016". 

Compartir: